Cuentos completos, Julio Cortázar

Casi ha pasado una década desde que en 2004 se celebró el vigésimo aniversario de la muerte de Córtazar. Y muchos escritores y lectores se afanaron por rendir homenaje a la figura del argentino más universal; del gran Cronopio. En todos los cursos y seminarios que se celebraron durante aquel año, quedó patente que la producción narrativa de Julio Cortázar crece en el tiempo.

Aunque no se puede ignorar la obra novelística de Cortázar, lo que concita hoy la atención es su obra cuentística. En esta faceta apreciamos los valores creativos y literarios de su obra, su originalidad sin límites y su modernidad vigentes.

Hablar de Cortázar es hablar de literatura fantástica. En sus cuentos lo fantástico surge de la tensión dialéctica entre una situación lógica y otra inverosímil. Y es que Cortázar se inscribe en la tradición cuentística inaugurada por el genio de la literatura de terror Edgar Allan Poe.

Lo fantástico se define por un movimiento entre los distintos planos de la realidad. Este desplazamiento arranca, en la mayoría de los relatos de Cortázar, de una privación que se proyecta hacia un objetivo que no llega a ser plenamente alcanzado.

Asimismo, la manifestación de la otredad es característica en la cuentística cortazariana. La otredad se manifiesta como la experiencia de un cuerpo ajeno como si fuera propio. En definitiva, el sujeto tiene las sensaciones y sentimientos propios de otro cuerpo ajeno al suyo. La ambigüedad y las numerosas hipótesis de lectura priman en los cuentos cortazarianos. Pero, Cortázar no cede a soluciones fáciles.

Los dos aspectos que convergen en los relatos de Cortázar, son lo lúdico y lo fantástico. La unión de la dimensión real y sobrenatural es otra de las claves a tener en cuenta.

Como dice Mario Vargas Llosa en la introducción de estos dos volúmenes que publica Alfaguara, “probablemente ningún otro escritor dio al juego la dignidad literaria que Cortázar, ni hizo del juego un instrumento de creación y exploración artística tan dúctil y provechosa”.

“Cuentos Completos”, publicado por la editorial Alfaguara, son dos volúmenes que recogen la producción cuentista de Cortázar. El primero, contiene los títulos que abarcan los años de 1945 a 1966; y el segundo, los relatos escritos desde 1969 a 1982, dos años antes de su muerte. En total son 12 los libros de cuentos publicados a lo largo de estos años. Producción que comenzó con el libro La otra orilla y que finalizó con Deshoras.

Cortázar consiguió con sus cuentos lo que buscaban los surrealistas: hacer confluir lo consciente y lo subconsciente en un mismo nivel. Para el gran Cronopio el encuentro del plano consciente e inconsciente es lo que libera al hombre.

Un último apunte: Cortázar distinguía entre el lector hembra y el lector macho. El lector hembra frente al texto tiene una actitud acrítica, pasiva y se deja engatusar; mientras que el lector macho es crítico, activo y colabora con la lectura. ¿Con cuál se identificará el lector, una vez se haya sumergido en el complejo mundo cortazariano?

Sara Roma,

literariacomunicacion@yahoo.es

Anuncios

Un pensamiento en “Cuentos completos, Julio Cortázar

  1. Pingback: La casa de los confines de la tierra | Literaria Comunicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: