El hundimiento de la casa Usher

Cronológicamente, “La Caída de la Casa Usher” es el vigésimo segundo cuento publicado por Poe y para muchos especialistas de la época, su autor no consigue superar jamás esta creación: una historia aterradora sobre una mujer que se creía muerta, que es enterrada y que revive. Se trata, por consiguiente, de los cuentos más destacados de la obra de Edgar Allan Poe y que da título a este cuarto volumen de cuentos publicado por la editorial Edaf.
Cortázar recuerda que <<en 1838 aparecerá el cuento que Poe prefería, Ligeia. Al año siguiente nacerá otro aún más extraordinario, La caída de la casa Usher, en el que los elementos autobiográficos abundan y son fácilmente discernibles, pero donde, sobre todo, se revela […] el lado anormalmente sádico y necrofílico del genio de Poe, así como la presencia del opio>> [1].
Las descripciones de la melancólica mansión de los Usher -un desnudo edificio, de paredes heladas y ventanas vacías- son esenciales para sumir al lector e una atmósfera fantasmagórica, a la que Poe nos tiene habituados. ¿Qué era lo que producía aquella depresión al contemplar la casa Usher? El propietario de la vivienda, Roderick Usher, es un hombre que vive agobiado por situaciones extrasensoriales: <<le asustan los acontecimientos futuros, no por ellos mismos, sino por sus resultados>>. Estaba conmovido por ciertas impresiones supersticiosas relativas a la casa que habitaba y de la cual hacía mucho tiempo no se había atrevido a salir. En este relato el autor investiga sobre los miedos y las obsesiones con la muerte.
Salta a la vista la importancia de este relato en el volumen, pero no menos destacado es el cuento titulado “William Wilson”, en el que se aborda el tema del doble. El “doble” es, sin duda, una manifestación de lo siniestro como lo misterioso, lo oculto y lo secreto que se revela. El mal se suele encarnar a la perfección en los personajes dobles. Así la vida de uno es la del otro; y la muerte de uno, procura a su vez, la muerte en el otro. “William Wilson” es una historia compleja que narra la separación de un alma dividida en dos cuerpos, todo un ejemplo de que el terror puede provenir de dentro.
Además, en este volumen el lector podrá encontrar tres piezas satíricas: “El hombre que se gastó”, “Por qué lleva el francesito la mano en cabestrillo” y “El hombre de negocios”, el cual relata la última campaña contra los bugaboo y lo kickapoos. El brigadier general honorario John A.B.C. Smith era un hombre muy notable y el favorito de las señoras, por su reputación como valiente. Pero con un gran misterio en torno a su persona: se gastó en un terrible episodio con los indios bugaboos y los kickapoos.
“Por qué lleva el francesito la mano en cabestrillo” es una bufonada contra la sociedad bienpensante. Si quieren saber la verdad de por qué el pequeño francés lleva la mano en cabestrillo, lean este pequeño cuento.

“El hombre de negocios” ridiculiza la vida de un personaje dispuesto a todo por dinero. Un hombre de negocios debe ser un hombre metódico. Como dice un viejo proverbio “el método es el alma de los negocios”. Y de qué negocios. En este cuento, Poe nos descubre a un hombre de amplio currículum, que de trabajar en la casa Cut & Comeagain al ramo del Mal de Ojo. Obligado a aventurarse para poder vivir, se pasó al negocio de Asalto y Lucha; trabajó como salpicador de barro; probó suerte con el organillo; consiguió empleo en el falso correo y acabó trabajando en la cría de gatos.
No fueron escasos los ensayos narrativos en la obra de Poe, prueba de ello son los dos títulos que se recogen en este libro: “Instinto contra razón: una gata negra” y “La filosofía del mobiliario”.
“Instinto contra razón: una gata negra”. Los animales se mueven ante todo por el instinto de supervivencia, pero nadie -hasta ahora- ha sido capaz de demostrar si razonan. Parece que sí y que como dice Edgar A. Poe “el instinto, lejos de ser un raciocinio inferior, puede que sea el supremo intelecto”. La frontera entre el instinto y la razón es de una naturaleza sumamente brumosa, como lo demuestra esta gata negra.
Poe advierte que <<la corrupción del gusto es proporcional o dependiente de la manufactura de dólares. Según nos enriquecemos, nuestras ideas se van enmoheciendo>>. En definitiva, el mal gusto se traslada a todos los ámbitos de la vida, incluido el de la decoración. En “La filosofía del mobiliario” no salen bien parados casi ningún país. En la decoración interna, los ingleses no conocen rival, los italianos tienen poca sensibilidad, por no hablar de los españoles.
“La conversación de Eiros y Charmión” es quizás el único cuento con un argumento claro de ciencia ficción. Se trata del relato de los últimos días de la vida en la Tierrade Eiros y Charmión, dos espíritus que dialogan sobre cómo fue el principio del fin, y cómo se desarrollaron los acontecimientos hasta la hecatombe final.
Decía La Bruyère que es una gran pérdida el no poder estar solo.

<<De vez en cuando, la conciencia humana soporta cargas de un horror tan pesado que solo pueden arrojarse en la misma tumba>>. Con esta cita tan sugerente arranca la última historia que cierra el liro: “El hombre de la multitud” (The Man Of The Crowd). El prestigio de este relato estriba en la gran habilidad técnica y narrativa. “El hombre de la multitud” es un personaje singular que sólo puede vivir entre la multitud. El lector, asistirá sorprendido el relato del narrador, que persigue por las calles de Londres, a través de la lluvia y la niebla, a este curioso hombre que no puede dejar de callejear buscando lugares tumultuosos, para no estar solo.

1.Cuentos/1, E. A. Poe, Ed. Alianza, 1992 (19ª edición), pág. 31.

Agradecimientos a Edaf.

Sara Roma

literariacomunicacion@yahoo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: