En los muros de Eryx

La vida del escritor estadounidense Howard Philips Lovecraft (EE.UU., 1890-1937) estuvo marcada por la pobreza y el anonimato. El destino quiso que diez años después de su muerte, su obra comenzara a cobrar un vivo interés, llegando a ejercer una influencia notable en los escritores de literatura fantástica y ciencia ficción del siglo XX. Sus cuentos hablan de espíritus malignos, posesiones psíquicas y mundos oníricos (como el de Eryx), donde el tiempo y el espacio se alteran.

“En los muros de Eryx” es el volumen número veintisiete, el último de los publicados por Edaf y el último, también, de la serie dedicada a las colaboraciones. Y es en este libro, donde el lector encontrará las rarezas escritas por Lovecraft en colaboración con otros autores. Así, el cuento que abre este octavo libro de la serie de colaboraciones es “La Exhumación”, co-escrito junto a Duane W. Rimel; a éste le sigue “El Diario De Alonzo Typer” (1935), redactado en colaboración con Wiliam Lumley; y por último, “En los muros de Eryx” (1936), con Kenneth Sterling.
“La Exhumación” es una historia que guarda mucha similitud con la temática de Frankenstein y los científicos locos. Un hombre descubre, a la vuelta de un viaje por Oriente, que ha cogido la lepra y se ve obligado a recluirse en una monstruosa fortaleza medieval. Su colega, Marshall Andrews le propone la macabra idea de realizar una especie de trance con el que se certificaría su muerte, con el objetivo de resucitarlo para darle una nueva vida.
“El Diario De Alonzo Typer”, cuenta la historia de Typer, el último descendiente de una antigua familia del condado de Ulster, que tenía cincuenta y tres años en el momento de su desaparición. Este diario que escribe está destinado a cubrir una investigación de la temida casa Van der Heyl.
“En los muros de Eryx” narra, también a modo de diario, la terrible experiencia del agente A-49 Kenton J. Stanfield que viajó a la llanura de Eryx, en Venus, con un detector de cristal para investigar unos resplandecientes cristales. Allí, en los muros de Eryx, encontrará el cadáver de su compañero Dwight- quien salió tiempo antes que él- : en su mano derecha estaba el cristal que le había llevado hasta aquel paraje. Una historia en la que aparecen algunas constantes en la narrativa de Lovecrat: mundos imaginarios y extraños seres malignos.
Cada uno de los relatos es distinto al anterior, lo único que los asemeja es el elemento del horror. Lovecraft dijo una vez que el miedo es nuestra emoción más fuerte y profunda, y aquella que mejor se presta a desafiar los cánones de las leyes naturales; a lo que podemos añadir que también es la emoción que mejor se presta para narrar historias fantásticas.

Agradecimientos a Edaf.

Sara Roma,

literariacomunicacion@yahoo.es

 

Anuncios

Un pensamiento en “En los muros de Eryx

  1. Pingback: La casa de los confines de la tierra | Literaria Comunicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: