La búsqueda de la onírica Kadath

Howard Phillips Lovecraft (Providence, Nueva Inglaterra,1890-1937) pasará a la historia de la literatura por haber conseguido crear todo un mundo onírico, construido en base a arquitecturas y personajes inimaginables. De alguna manera, los críticos siempre han visto en Lovecraft a ese creador de una nueva dimensión del miedo -lejos de manidos recursos góticos- habitada por semihumanos y seres extradimensionales. No en vano, además de por su lenguaje barroco, sus historias han resultado demasiado complejas a la hora de adaptarlas al cine y es casi imposibles encontrar una buena adaptación cinematográfica.Sus narraciones, macabras y fantásticas, en las que se observa la influencia de Poe, Dunsany, Blackwood, Hope Hodgson y Bierce, desarrollan la idea de una legendaria y temible población original de la Tierra, que intenta recuperar su poder perdido.Lovecraft no era partidario de repetir personajes, pero con Randolph Carter hizo una excepción. Fue un personaje rentable a la vista de las historias publicadas.El ciclo de aventuras oníricas de Randolph Carter consta de tres relatos y una novela corta. El primero, “La declaración de Randolph Carter” (1919), está basado en un sueño que tuvo Lovecraft, y que narró a unos amigos en una carta fechada en diciembre de 1919. Carter y su compañero hallan un portal que conduce a “otro lugar”. El segundo relato, “La llave de Plata” (1926) narra cómo Carter se adentra en el mundo de los sueños para conseguir recuperar la ilusión de su juventud. Son escalofriantes los hechos que narra en los que toman protagonismo aparecidos y demonios.El tercero: “A través de las puertas de la llave de plata” -variante del relato “En la noche de los tiempos”- surgió tras corregir una narración de E. Hoffmann Price. Por último, El ciclo onírico de Randolph Carter (1926-1927) llega a su fin con “La búsqueda onírica de la desconocida Kadath”, obra que el lector tiene entre sus manos; un cuento para leer de una sentada. Este relato -que comenzó a escribir en 1920- es, como su título indica, una aventura onírica. Novela corta publicada once años después de su muerte (1934) nos narra las aventuras de Randolph Carter en el fantástico mundo de los sueños.Tres veces soñó Randolph Carter con la ciudad maravillosa, y tres veces fue arrebatado mientras se hallaba en la elevada terraza que hay sobre ella. En sueños, Carter supo que nadie nunca había logrado llegar a la desconocida Kadath -la maravillosa ciudad del crepúsculo ni siquiera intuir en qué parte del espacio se hallaba. Randolph Carter sabía que su viaje podía ser largo y extraño, pero osó descender los setencientos escalones que llevan a la Puerta del Sueño Profundo y se internó en el bosque encantado, para llegar a Kadath. Muchos han entrado en ese bosque y nunca han salido. Carter no tenía temor. Aparecen aquí los Primigenios Azathot, Nyarlathotep, los Shantaks, los Gules y los Dholes, los ángeles descarnados de la noche… Criaturas, que a veces no son, como relata su autor, <<exactamente hombres, ni siquiera aproximadamente, sino grandes deslizantes seres grises-blancuzcos que podían expandirse y contraerse a voluntad y cuya principal forma –aunque la cambiaban a menudo– era la de una especie de sapo>>.

Agradecimientos a Edaf.

Sara Roma,

literariacomunicacion@yahoo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: