La clave de la vida

Mientras escribo estas líneas, estoy disfrutando de un delicioso té verde con menta; uno de los pocos placeres que me permito cada tarde. Entre sus muchas propiedades se encuentra la de ser un poderoso antioxidante, pero lo más atrayente para mí es su intenso y fresco sabor.
Este pequeño y particular gusto suelo disfrutarlo acompañada de la lectura de un libro; o contemplando el paisaje; o escribiendo, como es el caso, con música instrumental de fondo y el aroma de una varita de incienso. En suma, un ambiente propicio para evadirse y soñar con un entorno exótico como el que recrea Kenizé Mourad en ‘En la ciudad de oro y plata’ y que tengo a mi lado; escritora que nos honrará con su presencia el próximo lunes, 30 de abril, en Marbella.
Su visita se enmarca en la celebración de la Asamblea General de la Federación Española de Mujeres Universitarias, a la cual pertenece la asociación de Marbella. Este año nuestra localidad tiene el honor de ser la anfitriona de esta cita anual y nuestra presidenta, Garbiñe Larrazabal, y otras muchas socias, han organizado un programa de actividades que se desarrollará a lo largo de todo el fin de semana y que culminará con la conferencia de Mourad en el Centro Cultural Cortijo Miraflores.
Estoy ansiosa y expectante por escuchar la disertación de esta mujer mestiza y polifacética, hija de una princesa otomana y un rajá indio; noble linaje que no descubrió hasta cumplir los veinte años. Fue entonces cuando, como si de un exorcismo o catarsis se tratara, escribe ‘De parte de la princesa muerta’, novela histórica de 600 páginas en la que recrea la corta pero apasionante vida de su madre, la princesa Selma de Turquía, nieta del sultán otomano Murad V.
Segura estoy de que quienes nos acerquemos esa tarde al Cortijo Miraflores vamos a disfrutar escuchando a esta mujer cuya existencia está marcada por la intensidad y la emoción desde el día que nació. Dentro de Kenizé hay muchas mujeres porque la vida le ha permitido vivir un sinfín de experiencias que indudablemente imprimen carácter. Aunque cursó estudios de Psicología y Sociología en La Sorbona de París, en su formación también influyó su amistad con el filósofo Cornelius Castoriadis quien la introdujo, nada más y nada menos, que en una célula trotskista que acabó por traumatizarla. Posteriormente ejerció durante quince años el periodismo de guerra, llegando a cubrir los acontecimientos más importantes del pasado siglo, tales como la Guerra del Líbano, el conflicto palestino-israelí y la Revolución iraní.
Ahora, Kenizé ha encontrado sus verdaderas raíces y vive tranquila y relajada en Estambul, a orillas del Bósforo. Su vida es un ejemplo de lo que decía el dramaturgo Arthur Schnitzler: “Estar preparado es importante; saber esperar lo es aún más; pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida”.


literariacomunicacion@yahoo.es

(Publicado en Diario SUR, 27/04/2012)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: