Infancia clandestina

El primer miedo que sienten Manuel y su hermana María tiene que ver con la monarquía y con dos gigantes cabezudos representando a los Reyes Católicos. Su primer asiento en el parvulario es una maleta, la maleta del emigrante. Y Su primer viaje es al fin del mundo:  Finisterre. Su primera nación tiene forma de triángulo: el cementerio de San Amaro, la prisión provincial y el faro eran sus vértices. Sin embargo, el paraíso de los niños es Castro de Elviña, donde huele a cerezas. Ahí mismo señala las isobaras en blanco y negro el puntero de Mariano Medina, el hombre del tiempo. Y también por ahí echan alquitrán en la carretera recién asfaltada los operarios de la NASA de camino a la Luna, mientras los niños encuentran tesoros que valen un potosí. Es verano. Es 1969. Manuel tiene doce años. Y aún mucho que contar. Mucho que vivir. Y que sentir.

Las voces bajas es la novela de la vida”. Así define Manuel Rivas esta obra intimista, delicada y singular, en la que el autor va desgranando que se suceden a merced del suave viento de la memoria. Una obra escrita a modo de autobiografía donde todo puede ser verdad y en la que el Rivas niño va descubriendo lo que de extraordinario hay en la gente corriente, al tiempo que el Rivas adulto enseña el inmenso amor que siente por su familia y su profundo respeto por la literatura; esto último intrínseco, al parecer, a muchos de sus miembros.

Frente a la cronología histórica de las lecciones escolares, los relatos de Las voces bajas (Alfaguara) se sucedían al albur los tiempos y los episodios. En estas páginas, los acontecimientos, los escenarios, los personajes y los episodios de su vida, van sucediéndose sin que el lector adivine ningún hilo conductor más que su caprichoso deseo, “como enredados en el tiempo”.

El amor y la ironía del escritor gallego sostienen a pulso el retablo humano que es Las voces bajas. Una mirada íntima, tierna, poética, llena de humor y dolor sobre la adolescencia del autor con la familia en ese mar de fondo y donde siempre está presente la hermana mayor, María, emulando al faro que alumbra la escritura de Rivas. Una presencia, la de la hermana muerta, que se palpa en su voz narrativa. Con su recuerdo, el de “esa muchacha anarquista que siempre abría camino”, Manuel Rivas inaugura y concluye las páginas de esta novela, como si quisiera ser un sencillo y discreto homenaje a su hermana.recuerdos de su infancia y adolescencia, que se suceden a merced del suave viento de la memoria. Una obra escrita a modo de autobiografía donde todo puede ser verdad y en la que el Rivas niño va descubriendo lo que de extraordinario hay en la gente corriente, al tiempo que el Rivas adulto enseña el inmenso amor que siente por su familia y su profundo respeto por la literatura; esto último intrínseco, al parecer, a muchos de sus miembros.

Frente a la cronología histórica de las lecciones escolares, los relatos de Las voces bajas (Alfaguara) se sucedían al albur los tiempos y los episodios. En estas páginas, los acontecimientos, los escenarios, los personajes y los episodios de su vida, van sucediéndose sin que el lector adivine ningún hilo conductor más que su caprichoso deseo, “como enredados en el tiempo”.

Empieza a leer Las voces bajas.

“Al final, todo el mundo se acababa yendo por ese otro camino. El del mar”.

Una obra donde cada capítulo es un exquisito relato en sí mismo, donde el universo de Rivas se expande en forma de prosa y se contrae como un poema, y donde el lector siente la fuerza de las emociones y el peso de los sentimientos que el autor ha querido esconder entre sus páginas. Esas mismas emociones y esos sentimientos que dice Manuel Rivas que miden la literatura.

Ficha técnica
Título: Las voces bajas
Autor: Manuel Rivas
Editorial: Alfaguara
Páginas: 208
Publicación: 17/10/2012
Género: Novela
Formato: 15×24
Encuadernación: Rústica
Precio: 17,50 €
ISBN: 9788420411507
Precio Ebook: 7,99 €

Fuente: Alfagurara

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: