El flamenco de García Lorca

Federico García Lorca tenía solo veintiún años cuando terminó de escribir Poema del Cante Jondo. Dos años después pronunciaba la conferencia “El cante jondo (Primitivo canto andaluz)” como prólogo al I Concurso de Cante Jondo en Granada en la que recordaba al Loco Mateo, a Antonia la de San Roque, Anita la de Ronda, a Dolores la Parrala, a Juan Breva y a Silverio Franconetti. En aquella disertación el poeta universal el valor de sus cantes y los definió como “inmensos intérpretes del alma entre las tempestades del sentimiento”. Sin embargo, a lo largo del último siglo se ha discutido mucho si Federico García Lorca sabía de cante jondo. El flamencólogo cordobés Agustín Gómez sostiene que “sabía de todo aquello que alcanzaba su conocimiento profundo y extenso de la poesía” y lo confirma en El flamenco a la luz de García Lorca, un texto publicado por primera vez en 1998 y que ahora edita Almuzara con algunas variaciones. El volumen se ha visto aumentado gracias a nuevos descubrimientos, sobre todo en el capítulo “Antecedentes”. En aquella edición, Agustín Gómez abordó la trayectoria honda del lorquismo como hilo conductor, mientras que en esta ha añadido una “nueva prenda cosiendo con el verde trágico, en singular y mucho más intenso en la provocación al poeta”.

Los verdaderos poemas del cante jondo no son de nadie, están flotando en el viento como vilanos de oro y cada generación los viste de un color distintos, para abandonarlos a las futuras.

poema del cante jondoEl flamenco a la luz de García Lorca nos descubre el mundo de los gitanos y del flamenco que tanto fascinó a Lorca y que tradujo en poemas tan célebres como “Muerte de Antoñito el Camborio”. Agustín Gómez bucea en el misterio lorquiano a través de las figuras literarias más importantes como el puñal, el río, la luna o el verde, con las que poetizaba sobre la muerte, su gran obsesión. Porque el verde lorquiano era el color de la tragedia andaluza como la del “Romance sonámbulo” (verde que te quiero verde/ verde viento: verdes ramas) protagonizada por aquellos bellos gitanos de piel de aceituna.

El poeta y dramaturgo se nutría de las historias y tragedias de los cantaores andaluces para componer sus versos. Algunas de ellas procedían del romancero castellano tradicional y sobre todo los viejos romances de judíos y moriscos que se transmitieron de manera oral fueron alimento para García Lorca como demuestra el poema de “Thamar y Amnón”, ejemplo evidente de agitanamiento lorquiano. Agitanamiento del que Lorca se sentía orgulloso, aunque se quejaba de las interpretaciones vulgares que se hacían de su gitanismo y su andalucismo.

¿Qué buscaban Falla y Lorca con el Concurso de Cante Jondo? ¿Qué era el duende para Federico García Lorca? ¿Qué nos quiere transmitir la voz del poeta en Poema del cante jondo y Romancero gitano? ¿Fue el romance de Altamares, escuchado por Lorca en el Albaicín cuando acompañaba a Menéndez Pidal, el origen de su romance judío-gitano? Estas y otras cuestiones se desvelan en El flamenco a la luz de García Lorca, un libro en el que su autor, Agustín Gómez, se aleja de las manipulaciones literarias y de los tópicos que emplean algunos estudiosos para devolver al poeta y dramaturgo el valor y el mérito que su lírica se merece en el flamenco.

En este libro resuenan los ecos del Lorca más puro y más jondo.

SOBRE EL AUTOR

Agustín Gómez (Montilla, 1939), es escritor, periodista y flamencólogo. Entre 1962 y 1992 ejerce la crítica flamenca en COPE Córdoba, obteniendo el Premio Nacional de la Cátedra de Flamencología de Jerez de la Frontera en 1972. Similar empeño desarrolla en la prensa escrita cordobesa durante más de tres décadas.
Conferenciante y jurado en diversos foros y concursos de ámbito nacional, en 1995 fue nombrado Director de la Cátedra de Flamencología de la Universidad de Córdoba. Académico correspondiente de la Real Academia de Córdoba, es, además, miembro fundador del Club UNESCO, impulsado por la antes citada Universidad, y del Ateneo de Córdoba, que le otorgó su Medalla de Oro en 2004.
En 2002 le sería concedido el Premio Juan Bernier de la Asociación Arte, Arqueología e Historia. Entre sus publicaciones cabe citar El Neoclasicismo Flamenco, El Mairenismo, El Caracolismo, La saeta viva o El flamenco es vida. Está unánimemente reconocido como uno de los principales referentes de la crítica flamenca de las últimas décadas.

FICHA TÉCNICA

Título: El flamenco a la luz de García Lorca
Autor: Agustín Gómez
Editorial: Almuzara
ISBN: 978-84-15338-64-2
Páginas: 192
Formato: Rústica • 17 x 24 cm
Precio: 21 euros

Sara Roma,

literariacomunicacion@yahoo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: