Gitanos flamencos

cubierta_Los gitanos flamencos_19mm_250113.inddLa relación flamenco-poesía ha sido una de las más intensas y fructíferas,  artísticamente hablando. A la mente vienen ejemplos como el de Manuel Machado, Federico García Lorca o el reciente Premio Cervantes, Caballero Bonald. Precisamente, hace poco hablé aquí del libro El flamenco a la luz de García Lorca, un libro donde Agustín Gómez nos descubre el mundo de los flamencos y de los gitanos por el que tanta fascinación sintió el poeta granadino. Ahora la editorial andaluza Almuzara presenta, Los gitanos flamencos, de Pedro Peña Fernández, un ensayo que recoge las aportaciones de las sagas gitanas al desarrollo del flamenco y que seguramente se presenta en una edición tan esmerada y cuidada como aquella.

Por lo pronto, Peña Fernández habla con fundamento y tronío, el que da pertenecer a una saga de flamencos. Pedro Fernández es un guitarrista procedente de una de las sagas gitanas más importantes del mundo del cante, emparentadas con dos focos fundamentales de este arte, Utrera y Lebrija; nieto, hijo -María la Perrata-, hermano -Juan Peña el Lebrijano- y padre –Dorantes- de artistas. Es, como él se define un “eslabón más de esa larga cadena de tradición, desde el vientre de mi madre, yo ya nací, me crié, crecí y he vivido flamenco toda mi existencia”.  Con Los gitanos flamencos pretende ofrecernos a los aficionados a esta materia su visión personal de ese fenómeno estético-musical que hemos dado en llamar Flamenco.

A través de este relato y de sus reflexiones en torno a lo gitano y al flamenco, Pedro Peña nos muestra la importancia del entorno del clan familiar para el desarrollo del flamenco gitano, sin exclusivismos pero con el convencimiento de las aportaciones fundamentales de las sagas gitanas en todas las facetas de esta disciplina artística.
Así, el concepto de gitanos flamencos viene a convertirse en el núcleo central de pensamiento del autor, síntesis de un largo proceso de convergencias, desarrollado entre gentes precisas −gitanos y andaluces− y en un lugar concreto: la Baja Andalucía. Su manifestación más evidente es la posesión de ciertas músicas, ciertas modalidades cantoras únicas y propias, que entroncan con otros usos y costumbres y con un lenguaje y una forma diferente de entender el mundo intrínsecos.

El volumen lo completa un amplio cuadernillo de imágenes históricas y actuales de la familia, así como un prólogo escrito por José Manuel Suárez Japón, para quien el término flamenco adquiere valores que transcienden lo puramente etimológico, “no será el epíteto tan comúnmente utilizado en la actualidad y que ha venido a englobar y designar indiferenciadamente a una pluralidad cultural y musical que, entre otras cosas, coadyuva a difuminar a lo gitano, sino que lo flamenco será una condición predicable solo de ciertas familias gitanas avecindadas en la Baja Andalucía”.

ISBN: 978-84-15338-95-6
304+16 de il.
Rústica • 16 x 24 cm

Fuente: editorial Almuzara

Sara Roma,

literariacomunicacion@yahoo.es

Anuncios

5 pensamientos en “Gitanos flamencos

  1. Es un libro magnífico que se lee y engancha. En la reseña anterior del mismo, hay un error. Como puede leerse en su texto, cuando Suarez Japón, en el prólogo, se refiere al término flamenco, lo hace interpretando el pensamiento del autor del libro y no el suyo propio como se dice. lo malo es que este asunto es el eje sobre el que gira todo su contenido. Un libro tan importante merece una reseña más ajustada a la verdadera sustancialidad de su texto.

    • Buenas tardes, Anónimo (no sé quién es usted porque no ha querido revelar su identidad y no me puedo dirigir por su nombre). Lamentablemente mi reseña no es más ajustada por varios motivos. Esta no es una reseña. Mea culpa, me acabo de dar cuenta de que no lo he especificado (lo he corregido) porque si mira otras referencias de libros, verá que en otras se indica la fuente. Es más, puede comprobar que no aparece en la sección “Últimas reseñas”.
      En este caso, me ajusté al dossier de prensa que envió la editorial, y ellos se ve que le dieron más importancia a la definición de Suárez Japón que a la del propio autor. Por último, supongo que cuando dice “en la reseña anterior del mismo” se refiere a “Los gitanos flamencos” y no a “El flamenco de García Lorca”, libro que sí leí y cuya reseña puede ver en el siguiente enlace.
      https://literariacomunicacion.wordpress.com/2012/12/13/el-flamenco-de-garcia-lorca-2/

      • Lleva usted razón cuando aprecia que, en el dossier de prensa que debió enviarle la editorial, se atribuye al prologuista el pensamiento del autor y la sustancialidad de su obra. Perdone si usted no ha tenido nada que ver en este desliz.

  2. Es un libro extraordinario que te entroniza en el flamenco de una manera más real que todos los textos que he leído hasta ahora. Recomiendo su lectura a todo aquel que quiera conocer bien el flamenco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: