El arte de aprender a vivir

el-arte-de-aprender-a-vivir_9788408008408La bonanza económica, el consumo y las ventas nos hicieron creer que vivíamos en un presente perfecto con un futuro garantizado. Hoy sabemos que no es así y algo hemos debido de hacer mal. En definitiva, hemos pecado, comprendiendo este término como  un bofetón a nuestra evolución personal. Aunque en pleno siglo XXI puede parecer anacrónico hablar de pecado, este asunto sigue teniendo tanta vigencia como en épocas pasadas, entendido en toda su magnitud y no solo desde el punto de vista religioso. Pecar significa salirse del camino correcto, error que como vemos no es definitivo y se puede enmendar.

Llevamos miles de años de existencia, pero unos cuantos centenares valorando la vida como algo más que un puro proceso biológico. Nuestros antepasados establecieron parámetros espirituales para entender mejor el mundo en el que moraban. Las distintas civilizaciones han creado juicios de valor sobre lo que está bien y lo que está mal, así que es obvio que en este siglo haya conceptos que cuanto menos nos pueden provocar la risa. Por eso, al hablar de pecado en estos días se debe hacer con una mayor amplitud de miras como hacen Pedro Riba y Ramiro Calle en El arte de aprender a vivir (Zenith, 2012.

«La avaricia de tener y poseer, la gula de comernos el mundo, la pereza por no emprender medidas complicadas o que requieren un esfuerzo y la ventaja de quedarnos en lo fácil, así como la soberbia de pensar que somos mejores que nadie y la lujuria de satisfacer el máximo de instintos, han llevado a muchos y están conduciendo a otros a la pobreza»

Los antiguos pecados capitales se transforman en el siglo XXI: la avaricia es emocional; la soberbia se interpreta como un mal contra el propio individuo, mientras que la ira forma parte de la naturaleza del ser humano. La lujuria, en cambio, no implica solo desenfreno de los placeres carnales, sino el uso exacerbado de cualquier elemento que diera placer al cuerpo (ingesta de comida, bebida, etc.). En vez de buscar excusas para justiciar nuestros pecados, los autores proponen cambiar el enfoque, empezando por reflexionar sobre las acciones. El axioma principal es “una acción, una modificación” que se traduce en gestos como economizar y armonizar el uso de recursos. La solidaridad también pasa por respetar el medio ambiente y por controlar el gasto de recursos.

Ramiro Calle y Pedro Riba ofrecen pautas para mejorar como personas y aprender a vivir en esta nueva era. Lo que el lector encontrará en estas páginas es la confesión íntima de un hombre que se interroga por grandes cuestiones de la vida aunque no tenga respuestas para ellas. Lo mejor del libro es la capacidad de sus autores para animar corazones y anidar en ellos. Como dice Ramiro Calle: el verdadero viaje de la vida está lejos de rotundidades y proclamas, pues la vida no tiene que ver con cosas, sino con sentimientos.

¿Qué hacer? ¿Hacia dónde caminar? Para quienes se encuentren perdidos o confundidos en la inmensidad del océano de esta era marcada por lo digital, El arte de aprender a vivir muestra el camino regido por los valores que ennoblecen al ser humano y que lo guiará para rozar la felicidad, para amar y darse a los demás. La clave está en tomarse el tiempo, empezando por pequeños gestos, evitando lanzar grandes campañas que se diluyen en la inmensidad de ese océano, sino propiciando el cambio en nuestro entorno más inmediato.

Ficha técnica
Título: El arte de aprender a vivir
Autores: Ramiro Calle y Pedro Riba
Editorial: Zenith
Páginas: 352
ISBN: 978-84-08-00840-8
Presentación: Rústica sin solapas
Colección: Autoayuda y superación

Sara Roma,

literariacomunicacion@yahoo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: