Eulàlia Tort: «estamos en un momento en que ni los mismos fieles católicos están siguiendo las pautas que marca la jerarquía católica, con lo que habría que replantearse estos esquemas».

Conversaciones con Teresa ForcadesTeresa Forcades, monja benedictina que se atrevió a cuestionar la gripe A y la actuación de los gobiernos y empresas farmacéuticas en 2009, se manifiesta ahora sobre política, economía o el funcionamiento de la Iglesia en el libro Diálogos con Teresa Forcades que publica la editorial Dau. “El clericalismo y las posiciones cerradas de la actual jerarquía con la moral sexual son insostenibles”. Así de contundente se muestra Forcades en este libro que recoge una serie de conversaciones con esta monja, médica y teóloga realizadas por la periodista Eulàlia Tort en el monasterio de Sant Benet, en Montserrat, a lo largo de un año. Un título que llega ahora traducido al español tras el éxito que ha cosechado en su edición en catalán con diez ediciones en siete meses.

Eulalia, ¿cómo conociste a Teresa Forcades y quién es? ¿Cómo es su vida?

Teresa Forcades vive en el entorno del Monasterio de Montserrat, muy conocido en Cataluña. Justo un kilómetro antes de llegar a él, hay un pequeño monasterio que pasa totalmente desapercibido y allí es donde vive Teresa Forcades. Para le gente que nos dedicamos a la reflexión sobre la religión, Teresa es una mujer conocida como teóloga de la liberación por sus posiciones abiertas, progresistas, pero la dimensión mediática le llegó en 2009 con la cuestión de la gripe A. En aquel momento la OMS recomendó a todos los países que compraran vacunas para sus ciudadanos ante lo que podía ser una pandemia. Fue una de las primeras personas que dijo que no había motivos que justificaran esta alarma por parte de la OMS ni por parte del Ministerio de Sanidad de España y que había que ser escépticos; incluso llegó a recomendar no vacunarse.

¿Por qué pensaste que tendría éxito y salida un libro en diálogos con una monja?

La iniciativa fue del editor de DAU, Ton Barnils. El tiene una colección de libros dedicada a entrevistar en profundidad a una serie de personajes y yo estaba segura de que Teresa Forcadas tenía que tener éxito porque en ella confluyen muchas caras: es doctora en Medicina y el objeto de su tesis doctoral fue la medicina alternativa. Hay un capítulo del libro que me gusta mucho, “Sanar el cuerpo y la mente”, donde nos explica que el ser humano tiene tres dimensiones (el cuerpo, la psique y luego el alma) y el reto es tener las tres en equilibrio. En Teresa confluyen estas tres dimensiones, como experta en cada una de ellas, y que en el fondo compartimos todos los seres humanos. Creo que con la lectura de este libro, además de conocer al personaje obtenemos pistas para llevar una vida a fondo en estos tres sentidos: en amar el cuerpo; en amarnos a nosotros mismos y en estar abiertos a la dimensión espiritual.

Teresa-Forcades-Barcelona_ARAIMA20120615_0177_20

El caso es que la publicación de este libro viene precedido por el enorme éxito que ha tenido su edición en catalán.

Sí, en catalán llevamos diez ediciones. Hemos estado tres meses en el puesto número uno de las listas de venta de no ficción en catalán. El libro se editó primero en catalán porque la editora es catalana y porque Teresa Forcades tiene su público en Cataluña, pero gracias a la fuerza de sus planteamientos se va haciendo más conocida y queríamos traducirlo al español para dar a los castellano-parlantes la oportunidad de conocerla.

Eulàlia, has necesitado todo un año para entrevistar a Teresa Forcades. Supongo que estos encuentros te habrán servido para conocerla mucho mejor. ¿Cómo es la monja Teresa Forcades en la distancia corta?

Teresa es una mujer muy exhaustiva, muy rigurosa. Es cercana pero a la vez sabía mantener muy bien el rol de entrevistada lo cual no significa poner distancias, sino simplemente saber cuál es el papel de cada uno. Y creo que mantiene estas posiciones debidamente por el rigor al que me refería antes, por la exigencia. Pero eso no le quita ni un ápice de calidez o de cariño. Lo que creo más interesante del personaje de Teresa Forcades es que está totalmente alejada de la imagen que tiene la gente de las monjas, como unas personas desvalidas. Todo lo contrario. Ella es una mujer dura, seria, valiente, independiente y a la vez con esa dimensión de vida comunitaria, próxima y cariñosa.

Teresa Forcades¿Cuáles son los temas sobre los que se postula Teresa Forcades? Los hay bastante polémico. En este libro ella se refiere a la Iglesia, a la homosexualidad, a la mafia de las industrias farmacéuticas, etc.

Sí, evidentemente el tema de la Iglesia tenía que aparecer porque ella es una monja. Lo interesante de la reflexión de Teresa es que ella es monja benedictina y católica, que critica a la Iglesia desde dentro de la Iglesia. Hay personas que le reprochan que haga esta crítica. Pero ella lo plantea desde un esquema completamente contrario: «porque amo a la iglesia la critico, si no la amara mi respuesta sería la indiferencia». Precisamente eso es lo que vemos en el siglo XXI. Para ella el mayor reto es la excesiva clericalización. Otro es la cuestión de la mujer dentro de la Iglesia y evidentemente todas lo relacionado con la moral sexual. En este sentido, ella reconoce que la Iglesia está alejada de la realidad y la prueba es que las familias católicas no tienen diez hijos, sino que también tienen una planificación controlada. Por tanto, estamos en un momento en que ni los mismos fieles católicos están siguiendo las pautas que marca la jerarquía católica, con lo que habría que replantearse estos esquemas.

Yo he extraído algunas declaraciones referidas a temas de actualidad. Por ejemplo, tenemos muy reciente la muerte de Hugo Chávez. Teresa Forcades sentía un profundo respeto por el que fuera presidente de la República de Venezuela y asegura que “actualmente, no hay ningún líder europeo que tenga la cultura que tiene Hugo Chávez”. La monja benedictina sostiene que el mandatario estaba haciendo un bien inmenso a su país y al mundo.  Estas declaraciones ponen de relieve su postura política.

Yo fui la primera sorprendida porque no sabía que ella era chavista y sin darme cuenta yo me había creído el mainstream de  aquí: que era un papanatas, un populista que solo hace tonterías. Tras hablar con Teresa Forcades –y sin declararme chavista−, es cierto que ahora lo veo desde otra perspectiva. Ahora me doy cuenta de que creí el adjetivo de populista sin tan siquiera haberlo cuestionado de manera crítica. Ella sostiene que el mundo está llevado ahora por un neoliberalismo que ha fallado; la prueba más evidente es la crisis económica. Y ella habla de Chaves como un político en un mundo neoliberalista, de recetas capitalistas, ser capaz de ofrecer una alternativa apoyándose en unos porcentajes extraordinarios: redujo las tasas de pobreza al 20% o el analfabetismo que casi no existe en el país.

Eulalia con Teresa

Sin embargo, el mensaje más importante que nos quiere transmitir Teresa Forcades es la propuesta que nos hace de cambiar nuestro mundo con valentía y libertad en sus dimensiones espiritual y afectiva, pero también en la material, y a hacerlo aquí y ahora. ¿Es así?

Sí, estoy totalmente de acuerdo, y te lo voy a ejemplificar con el tema de la mujer y la Iglesia, del que hablábamos antes. Ella dice que los cambios nunca llegan de arriba, sino de abajo. Somos nosotras quienes tenemos que cambiar las cosas. Una postura muy interesante porque nos convierte en ciudadanos libres, críticos y nos otorga el poder. Somos los ciudadanos los que tenemos que exigir y cambiar la situación.

Para escribir este libro necesitaste un año de entrevistas personales con la monja benedictina. ¿Con qué te quedas de esa experiencia? ¿Cuál ha sido el mayor aprendizaje que has obtenido de estas conversaciones?

La mayor lección ha sido la mirada ante el mundo desde los ojos de la crítica, desde los ojos de la opinión propia. No creer en los discursos imperantes, sino el atrevernos a pensar por nosotras mismas. Se trata de una posición y una actitud ante el mundo.

Sara Roma,

literariacomunicacion@yahoo.es

Anuncios

Un pensamiento en “Eulàlia Tort: «estamos en un momento en que ni los mismos fieles católicos están siguiendo las pautas que marca la jerarquía católica, con lo que habría que replantearse estos esquemas».

  1. Siendo el amor lo más importante, se prefiere otros talentos, virtudes. Hay sacrificados mientras valoramos grandes genios, personalidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: