Política y profecía

politica-y-profecia-9788415216544Neopagano y conservador revolucionario; visionario absolutista, místico político y poeta. El escritor portugués Fernando Antonio Nogueira Pessoa (1888-1935) era una rara avis literario.  Solo publicó un libro en vida, Mensagem (1934); el resto, como su  célebre El libro del desasosiego (1982), han llegado a nuestros días de forma póstuma. Fue un intelectual de derechas, comprometido e incómodo, al que le gustaba firmar con heterónimos. Su poesía era el resultado de reflexiones políticas e históricas de Portugal y de la Europa del siglo XX. En cambio, sus artículos y ensayos revelan  a un pensador comprometido con su país y su tiempo, a un agitador político que se esforzó por analizar la época que le tocó vivir.

Establecida definitivamente su residencia en Lisboa en 1905, decide seguir con gran interés, compromiso y atención, todos los sucesos político-sociales de Portugal hasta el día de su muerte, acaecida en 1935. A partir de la proclamación de la República en 1910, Pessoa comienza a preocuparse por la “suerte y destino” de su país, publicando artículos y ensayos, concediendo entrevistas y planificando opúsculos y libros políticos. Los escritos que compila la editorial Montesinos en Política y profecía (Montesinos, 2013),  incluyen el período comprendido entre los años 1910 a 1916, año en que Portugal entra en la Primera Guerra Mundial.

Dice Nicolás González Varela, en su exquisita y elaborada introducción, que “desde su propia perspectiva y acción política, ahora la poesía de Pessoa es más inteligible, más precisa”. En efecto, lo es y lo será para aquellos que han leído sus versos con verdadero deleite y fruición y que, ahora, gracias a este libro, son capaces de comprender mucho mejor su extensa obra (bastante fragmentada y dispersa, a juicio de Richard Zenith, prestigioso pessoísta y traductor estadounidense) a la que dedicó veintitrés años de intensa actividad intelectual que arranca en 1912, año de la formación de su personalidad intelectual, con el debut literario en la revista Aguia. Decisivo en su trayectoria literaria, fue también el encuentro con Mario de Sá Carneiro y la formación de un grupo de poetas y literatos que crearán la revista Orpheu en 1915. Sin embargo, el Pessoa político es el que todavía nos resulta desconocido.

Si hay una marca filosófica reconocible es, sin ningún género de dudas, la de nietzscheano. Pero el Pessoa político arremetía contra el horizonte de la Revolución francesa, el racionalismo de Descartes y los derechos de Rousseau. No le importaba destacar su antirracionalismo y la primacía del inconsciente sobre la razón. Era su esencia, la manera que tenía de manifestar su alma nacional. Porque Fernando Pessoa, por encima de cualquier calificación, era un escritor patriota. Su motor creativo residía en el amor filial por su patria. Coherente con la nueva derecha revolucionaria europea, estaba convencido de que debía retornarse a una monarquía científica, una forma de absolutismo no dinástico, espontánea y regida por la figura del dictador Sidonio Pais que encarnaría el nuevo modernismo reaccionario.

Parafraseando al gran poeta T. S. Eliot, Nicolás González Varela, define al escritor luso y a su obra como la de “un clásico, un reaccionario y un revolucionario, en las antípodas del espíritu  ecléctico, tolerante y democrático del siglo pasado”. En Política y profecía, Fernando Pessoa pone al servicio de su ideología y de su país, su particular estilo literario con el que disfrutarán todos los pessoístas.

Sara Roma,

literariacomunicacion@yahoo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: