Horror vacui

Horror vacui. Paula Lapido. Salto de página, 2014. 304 páginas. 17,90 euros

Horror vacuiHacía tiempo que no encontraba una voz literaria tan potente y sugerente como la de la madrileña Paula Lapido (1975) y su primera novela, Horror vacui (Salto de página, 2014). La escritora se sirve de la teoría filosófica y artística del miedo al vacío para contar la historia de Isaac, un hombre que solo concibe la vida a través de su profesión, la de tatuador, sobre todo después de haber sufrido un accidente que le dejará secuelas irreversibles. Su obsesión y miedo al vacío lo lleva a llenar las paredes de su estudio con dibujos de peces, lagartos y demonios. Pero su, hasta entonces, ordenada y maniática existencia, se ve alterada cuando una noche, al salir de su local, se encuentra en la calle con un cadáver que tiene un tatuaje que le resulta familiar. Sin embargo, días más tarde, el que parecía estar muerto aparecerá en un periódico. Es entonces, cuando Isaac recibe la visita de una enigmática mujer que le propondrá una oferta que no podrá rehusar.

Anuncia Salto de Página en la contraportada del libro que con esta novela “Paula Lapido reinterpreta la tradición del género y nos sumerge en un universo plagado de guiños a Philip K. Dick, a David Lynch o a Paul Auster”. Personalmente no he encontrado ninguna referencia al estilo de Auster, aunque sí es fácilmente reconocible el ambiente lynchneano de atmósferas claustrofóbicas y opresivas que descubren lo abyecto del ser humano.

La novela no es fácil de leer; al menos en su primera parte. La historia avanza lentamente y la autora echa mano de las mismas imágenes repetitivas para introducir al lector en la trama que está impregnada de la obsesión de su protagonista por los tatuajes y los números. Tampoco ayudan a aliviar la sensación de densa lectura los diálogos, que solo se  intercalan para apoyar, marcar lo que ya se conoce o avanzar poco. Por el contrario, la fuerza literaria de Paula Lapido está en la propia narración, en el lenguaje tan cuidado y en el estilo que servirán de anzuelo para pescar al lector, quien se dejará envolver en un ambiente onírico, plagado de imágenes y personajes misteriosos de nombres exóticos como Antonia Aachen, Maurice Cornelius (“un nombre que sonaba a traje blanco de tres piezas, a alfiler de perla en forma de lágrima”, p. 30), Otto Lubitsch (diseñador de autómatas) y Emil Bergmann.

Horror vacui es una novela que habla de identidad y de la búsqueda de la verdad. Los personajes no son cómo aparentan; algunos, como Otto, parecen mover en la sombra —cual demiurgo— los hilos de la existencia de otros… Solo el tiempo y el camino serán los aliados para hallar la respuesta a ciertos enigmas y descubrir el pasado. Como su protagonista, Paula Lapido nos revela en esta novela de rompecabezas la importancia de saber mirar de cerca, aproximarse a las cosas y no pasar por alto los detalles más minúsculos.

Sara roma,

sararoma@literariacomunicacion.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: