Modelos animales

Modelos animales. Aixa de la Cruz. Editorial Salto de página. 140 páginas. 1ª edición de 2015.

modelos animalesEn el año 2006 una beca concedida por la Fundación Antonio Gala, permitió a Aixa de la Cruz (Bilbao, 1988) “vivir para escribir sin tener que trabajar para vivir” en un entorno donde también se enriquecía con las experiencias de otros artistas. Ese fue el inicio de una fructífera carrera literaria que fue consolidándose año tras año: Cuando fuimos los mejores (2007), finalista del premio Euskadi de Literatura, De música ligera (2010) y I don’t like mondays.

Modelos animales (Salto de Página, 2015) es su última incursión en la narrativa. Se trata de un volumen de siete relatos en los que la autora recrea sus propias obsesiones, como la de incomodar al lector, algo que consiguen todos estos relatos. Ella lo tiene claro: “Incomodar al lector no es malo, lo malo es que no reaccione”. Mucho me temo que es difícil que alguien no reaccione con estas historias y/o que no se haya sentido identificado de alguna manera. Los relatos, como sus protagonistas, son de lo más diversos, más bien tirando a extraños y atípicos, pues lo inverosímil es el germen de su literatura.

Por ejemplo, el que da título y abre el libro, “Modelos animales”, está protagonizado por una actriz que se comporta de manera cruel con su gato sometiéndolo a pruebas quirúrgicas. Se trata de un cuento sádico y esquizofrénico que provoca la incomodidad del lector a cada página y que recuerda al estilo de Marina Perezagua en Leche.

“True Milk” (en una clara alusión al vampirismo y a la serie televisiva True Blood) aborda el tema de la maternidad de una joven que acaba de tener su primer hijo y no tiene ningún instinto maternal hacia él porque no puede alimentarlo hasta que descubre que su sangre es el mejor alimento.

En mi opinión, “Doble” es uno de los mejores relatos del libro quizás por su planteamiento cortazariano, ese que defiende que el devenir y el azar acaban imponiéndose en nuestras vidas. Se trata de un texto escrito a doble columna, difícil de leer hasta que se descubre que cada una debe leerse de manera independiente, como si fueran historias paralelas. La primera está protagonizada por una joven que regresa a Bilbao por Navidad a pasar la Nochebuena con su familia. Durante el viaje en tren camino del aeropuerto una persona se suicida tirándose a las vías lo que provocará que pierda su vuelo. La segunda historia es igual pero sin suicidio ni pérdida de avión.

La ciudad de Bilbao se localiza también “El cielo de Bilbao”, relato que rescata el tiempo del Messenger y los chats de Terra y los cibercafés en el que un grupo de amigos se divierte, bajo la seguridad que ofrece el anonimato de un nick o seudónimo, para hacerse pasar por chicas que quieren ligar con hombres adultos.

Y por si el lector no tuvo bastante con el primer cuento y todavía demanda alguna experiencia más intensa y dolorosa, la encontrará en el que cierra el volumen: “Abu Grahib”. Esta historia nace precisamente de la tesis doctoral que está realizando sobre la representación de la tortura en series de televisión americanas tras el 11 de septiembre. El tema central del relato es la tortura y la forma en que cada cual reacciona ante ellas. Su protagonista (trasunto de su autora) desea demostrar la influencia de la ficción televisiva durante la guerra de Iraq  y su contribución a difundir la idea de que la tortura es un mal necesario en la guerra contra el terrorismo.

Aixa de la Cruz es versátil: le interesan tanto la literatura clásica, como la contemporánea; ambientes cosmopolitas como Estados Unidos o Canadá y otros más provincianos, como Bilbao; el Rock radical y Lord Byron; y, por supuesto, la cultura de las series televisivas estadounidenses, la del kalimotxo, el speed y el terrorismo. Lo cierto es que tiene un talento innato para la literatura. A su escritura y estilo no hay nada que objetar, así como a los amplios conocimientos culturales y al contexto histórico-social en el que enmarca sus historias, tan bien escogido que son esenciales en la trama. Sin embargo, su temática y su mundo son tan personales que demandan un lector cómplice e interesado.

Sara Roma,

sararoma@literariacomunicacion.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: