El último solo de Buddy Bolden

El último solo de Buddy Bolden. Gabriel Jiménez Emán. Menoscuarto Ediciones. Novela. 80 páginas. ISBN: 978-84-15740-41-4. PVP: 11,90 €

667737-340x340Aunque fue una celebridad en su tiempo, muy poco se sabe de la vida del cornetista y padre del jazz, Buddy Bolden (1877-1931). Precisamente, por ser una vida oscura y dramática, ha generado todo tipo de leyendas que lo han mitificado. Quien ha intentado procurar una figura más próxima a la realidad, ha sido el escritor venezolano Gabriel Jiménez Emán (Caracas, 1950), que acaba de publicar El último solo de Buddy Bolden (Menoscuarto) coincidiendo con el centenario de los primeros registros sonoros de jazz, a cargo de otra formación pionera, la Original Dixieland Jass Band, también originaria de Nueva Orleans, que tras actuar con éxito en Chicago y Nueva York grabó en enero y febrero de 1917 para Víctor Records.

Jiménez Emán novela sobre la inestable vida de este mito,  cuya adicción a las drogas y al alcohol, provocaron su declive, condujéndolo a la extrema pobreza y a morir internado en un manicomio por sus problemas psiquiátricos.

La novela cuenta en primera persona la historia del cornetista que nació en Nueva Orleans, la cuna del jazz, y destacó desde bien temprano por sus inquietudes y dotes musicales. A pesar de su procedencia humilde —sus padres de orígenes africanos, trabajan duro como la mayoría de sus congéneres en el cultivo y recolección del tabaco o algodón—, y de lo difícil que fue conseguir su propia corneta, prosperó hasta hacerse un nombre en el mundo de la música. Siendo adolescente empezó a tocar en diversas bandas, hasta que formó su propio conjunto, con el que alcanzó fama a principios del siglo XX desde el distrito de Storyville, que se convirtió en la capital de la nueva música.

goza la vida Buddy, bebe y celebra la vida, toca tu corneta, forma tu grupo, tu orquesta, tu empresa, haz dinero, hazme el amor, disfruta que la vida es breve.

Lo más destacado de la novela es esa voz narrativa que, en apenas ochenta páginas, pasa de ser descuidada e imperfecta, propia de alguien joven o sin estudios, a ser madura e intelectual, como si se hubiera operado un cambio en el narrador (que es el mismo durante toda la obra) o como si fuera producto de la improvisación oral, puesto que la historia se cuenta mientras Bolden está internado en un hospital psiquiátrico. Por tanto, el relato no es lineal, sino poco estructurado e improvisado, ya que va dando saltos en el tiempo y a mitad del libro regresa a recuerdos ya nombrados. Como digo, el libro contiene pasajes realmente bello que incluyen metáforas e imágenes que representan el descenso a los infiernos, desde la muerte de su madre, Mama Dolly, su brújula hasta entonces (“El crepúsculo que se dibujó esa tarde en el cielo de Nueva Orleans fue el más bello y el más trágico que recuerdo. Una bandada de pájaros cruzó el cielo índigo coloreado de nubes naranjas y tintes rosados que se diluían en el horizonte se quedaron estampados para siempre en el interior de mi cabeza”) o el descenso al infierno de las drogas (“nadé por el fondo fangoso del río Missisipi, atravesé sus aguas verdes llenas de algas y limos pegajosos, un infierno de profundidades abisales donde yo me hundía más buscando mi corneta original para salvarme”). Y en lo que se refiere a su ciudad natal, Nueva Orleans, la describe como una “ciudad sentada sobre una gran ciénaga, una gran laguna movediza que se hundía poco a poco, ella nos había parido a casi todos, a aquella gente negra que había venido desde lugares remotos cruzando los mares”.

En El último solo de Buddy Bolden Gabriel Jiménez Emán se revela como un apasionado y gran conocedor del mundo del jazz, recrea con lirismo y crudeza la singular figura del instrumentista y su azarosa vida, al tiempo que rinde homenaje al jazz y sus pioneros, que marcaron de modo imborrable la sensibilidad contemporánea.

Sara Roma,

literariacomunicacion@yahoo.es 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: