Cuando duermen los grillos

Cuando duermen los grillos. Óscar Hernández Campano. Editorial Izana. 361 páginas. Julio de 2016. ISBN: 978-84-944567-5-6. 18€

cuando_duermen_grillos_port_1024x1024¿Qué tienen de artístico o literario las noticias con las que desayunamos cada mañana y que ocupan nuestra sobremesa presagiando una segura indigestión? Probablemente poco o casi nada. En cualquier caso, tiene mérito que alguien extraiga alguna idea digna de ser literaturizada. Puede que ese valor sea de Óscar Hernández Campo (San Sebastián, 1976) que recientemente acaba de publicar su primera antología de cuentos titulada Cuando duermen los grillos (Izana editores). Se trata de una serie de relatos (diez en total) que publicó hace un par de veranos en el periódico digital publico.es, a través de los cuales tomó el pulso de la realidad del momento. Por eso sus historias son tan actuales y conocidas.

En Cuando duermen los grillos Hernández Campano demuestra que ningún asunto le es ajeno y  que cualquier noticia, por nimia o rocambolesca que sea, contiene una sugerente historia y un género que indagar. En  “Orgullosos”, el relato berlanguiano (recuerda a la película Todos a la cárcel) que inaugura el volumen, Teófilo, un anciano que vive en una residencia gestionada por una congregación religiosa, emprenderá una amistad con el joven jardinero que trabaja allí, con quien llegará a un pacto (“cigarrillos a cambio de lecciones”), que le hará recordar viejas pasiones y le dará pie a reconocer que siempre fue homosexual.

El legado de una decimonónica mansión familiar es el conflicto que presenta “La herencia”. El título es un guiño además a la primera palabra que aprendió a pronunciar el abuelo del protagonista, descendiente de un conde monárquico que heredó a su vez aquella casona que regaló el rey Alfonso XII a su antepasado. En contra de lo que pueda parecer, el abuelo establecerá que sus descendientes vivan de manera austera y solo puedan disfrutar de su “fortuna” a su muerte. Dicha herencia será la que desate el conflicto familiar que es retratado con sarcasmo.

La protagonista de “Shaico” es una redactora jefa de un diario digital que cuestiona la verdad oficial y arroja luz sobre asuntos de actualidad. Un cuento distópico que invita a la reflexión sobre la sociedad del futuro gobernada por una especie animal inteligente e inmortal y que preconiza el fin de “las enfermedades, el deterioro físico y el dolor insoportable de su pérdida”, aunque los humanos seguirán muriendo.

 “Marina” es un monólogo interno narrado en segunda persona (una voz poco usual, pero que ofrece muchas posibilidades narrativas) que nos evoca al Y usted comprenderá, de Claudio Magris. Marina es una chica con una meteórica carrera en un banco que se enamora de un compañero y acaba descubriendo que no solo la ha engañado sentimentalmente sino que se ha aprovechado de ella para realizar una operación que acabará perjudicándola.

Por su parte, “La hija del río” cuenta la extraordinaria historia de amor entre Milsen y el río Elhin. Nos transporta a un lugar lejano y fantasioso, a una época lejana. Este es el más simbólico de los relatos, parece casi una alegoría porque los elementos de la naturaleza son los verdaderos protagonistas.

Quizás el más descarnado sea “Ya no tengo miedo”, que le sirve al autor para analizar el peliagudo tema del maltrato machista y sus dramáticas consecuencias. En cambio, el más desasosegante y el más completo puede que sea “El hombre del cuadro”, un relato que en clave simbólica y fantasmal retrata la crisis matrimonial.

La traición, el engaño o el amor son algunos de los temas que vehiculan la trama de los relatos y que ofrecen identidad y corporeidad al volumen de relatos. Sin embargo, el volumen adolece de una falta de revisión y corrección de acentuación y puntuación.

En definitiva, Hernández Campano demuestra en Cuando los grillos duermen ser un autor versátil, nada encasillado en un tipo de historias o de personajes, que sabe abordar cualquier tema de actualidad atendiendo a múltiples voces narrativas y, a veces, con una vis  cómica que atenúa la gravedad.

Sara Roma,

literariacomunicacion@yahoo.es 

Anuncios

2 pensamientos en “Cuando duermen los grillos

  1. Unaa saga de buenos escritores españoles contemporáneos..Sacando partido de la realidad concilia la encantadora y renovada realidad con la vida y con el mismísimo sueño,siguiendo la línea de otros buenos como él.Patricia Rivera Armesto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: