La vida es sueño

La vida es sueño. Calderón de la Barca. Ilustraciones de Gabriel Grün. Ed. Libros del Zorro Rojo, 2018. ISBN 9788494884825. 24,90 €

81F8Zj3el1LLo bueno de las relecturas transcurridos muchos años es que las obras no se interpretan de la misma manera. El lector se despoja de la inocencia con la que se adentra en sus páginas por primera vez y va depositando en cada una de ellas un poso de sabiduría, de experiencia y de desengaño. Así es como me he sentido con dos clásicos Hamlet, de Shakespeare (del que ya hablé en una reciente reseña) y ahora con La vida es sueño, de Calderón de la Barca, publicadas ambas por Libros del Zorro Rojo en  crudelísimas e ilustradas ediciones.
La vida es sueño, publicada hacia 1635, cuenta la historia de un joven príncipe de Polonia, llamado Segismundo, que vive encarcelado en una torre desde su nacimiento, ya que su padre, conocedor del arte de la adivinación, previó que lo asesinaría para reinar como un tirano. Pero un día el rey decide liberarlo y observar cómo se comporta, haciéndole creer que lo que está viviendo es un sueño. Para la redacción de esta obra en verso en tres jornadas, Calderón se inspiró en  numerosos antecedentes —empezando por el mito platónico de la caverna —, pues como sostiene el padre jesuita Félix G. Olmedo en Las fuentes de “La vida es sueño”, «en tiempos de Calderón la idea de que la vida es como un sueño y de que todas las grandezas de este mundo son como soñadas estaban en el ambiente». Y como hizo en anteriores títulos, vuelve a homenajear y a emular a autores contemporáneos como el ilustre cordobés, Luis de Góngora, de quien reproduce extractos de canciones.
Lo cierto es que el siglo XVII fue un período provechoso para abordar asuntos como la muerte, la vida, el engaño o lo onírico, temas a los que, como no podía ser menos, recurre Calderón para amortiguar la trascendencia que se le concede a los bienes del mundo y reducirlos a puro sueño. Sin embargo, el tiempo es también materia de este drama y de él surgen el desencanto y la concepción nihilista de la vida. Porque si en algo fueron adelantados y visionarios los escritores y artistas del Barroco es en la concepción nihilista y existencialista de la vida que se fraguaría siglos más tarde. Por ello La vida es sueño confirma ese efecto teatral de la concepción de la vida que también fue reiterada por Shakespeare y recogida posteriormente por Miguel de Unamuno en sus famosas nivolas.
caMartín Evelson, editor de Libros del Zorro Rojo, admite que en La vida es sueño reverbera la violencia. «Despertar — dice — de un sueño ordinario en forma abrupta supone ante todo, la imposición de un nuevo estado, de una nueva realidad que no anula el momento anterior, pero que resignifica nuestro ser y estar en el mundo de la vigilia». Afortunadamente, la seriedad de la obra se mitiga con la salida a escena del personaje de Clarín —reducido por el autor a la categoría de un bufón — que parodia los temas trascendentales y al que le sale cara su participación, ya que el autor se esfuerza por imponer la visión de que lo natural en el hombre es la maldad que debe ser reprimida por el esfuerzo de la razón.
Para esta edición Zorro Rojo ha contado con la colaboración del artista figurativo Gabriel Grün, quien da rienda suelta a la fantasía y a lo grotesco para recrear la visión ensoñadora del universo calderoniano en una veintena de ilustraciones de las distintas escenas que componen la obra, dando peso a los personajes de Segismundo y su padre, Basilio, representado como un cíclope: «aquel que posee un único ojo es aquel cuya mirada carece de profundidad y perspectiva», en palabras de Martín Evelson.
La vida es sueño es un gran espectáculo teatral y poético, deudor de la antigua épica. Con ella, Calderón de la Barca no solo pretende fascinar al auditorio sino proporcionar una sublime reflexión sobre los estados de discernimiento e inconsciencia al objeto de generar una incómoda duda que sigue siendo válida cuatro siglos más tarde.

Sara Roma,

literariacomunicacion@yahoo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: