Marpoética avala la tradición clásica

Hace un par de semanas Marbella acogió la tercera edición de Marpoética, una cita literaria que nació en 2015 y que cada año se consolida con la presencia de poetas de renombre del panorama nacional.

20190405_213926

Lamentablemente solo pude acudir a dos conferencias —la que mantuvieron Jaime Siles (Valencia, 1951) y Aurora Luque (Almería, 1962) y a la clausura en la que participó Álvaro Pombo (Santander, 1939) y Christina Rosenvinge (Madrid, 1964) que presentó su primer libro, Debut. Cuadernos y canciones (Random, 2019)— que me supieron a poco y de la que hago un resumen en este artículo.

El coloquio que mantuvieron Siles y Luque giró en torno a la tradición clásica y su influencia y vigencia en la poesía actual, ya que ambos  son deudores de Homero, Virgilio, Safo… Para el catedrático de Filología de la Universidad de Valencia «La tradición es un fondo de armario donde el poeta puede encontrar todo». Así cada escritor escoge su propia tradición para luego escribir contra ella porque asegura que «la literatura es una propiedad de la que son dueños tanto los vivos como los muertos». Ya los poetas de Roma del siglo I lo practicaban: «Horacio se  inventa y Virgilio introduce un nuevo canon».

Aurora Luque coincide con Siles en este extremo recordando que ya Safo utilizaba en su favor la poética de Homero. La malagueña de adopción abordó su experiencia desde la traducción. «La tradición es elástica y por eso podemos adaptarla y retirar lo que queramos, incluso jugar con ella. Cada época elige un mito que exige el presente».

20190405_214329_Burst01

De tal modo, la tradición clásica es imprescindible para todo artista aunque este no sea consciente de la reinterpretación que está haciendo de los mitos, bien sea destrozándolos o reconstruyéndolos —como hizo James Joyce con la Odisea en su Ulises— y opina que deberíamos sentirla como algo más nuestro.

Siles: «la tradición es dinámica, no estática».

Luque puso el dedo en la llaga al denunciar la imagen que se ha dado de la mujer en muchos de los mitos y que todavía hoy perduran a pesar de la crítica literaria femenina y los diversos estudios de género. En este sentido, harta de la imagen que había quedado en nuestra cultura del mito de Pandora, escribió un poema dedicado a su figura. Como profesora de griego clásico asegura que «es un mito muy nocivo y dañino y la misión que tienen los docentes es revisarlo porque se utiliza para justificar actos horribles». Pero la poeta va más allá y no solo centra la revisión en los autores grecolatinos, sino que sostiene que deben incorporase autoras perdidas como la malagueña María Rosa de Gálvez (1768-1806), quien ya en 1778 estrenó en Madrid una obra teatral, El egoísta, en la que defendía el divorcio. Además, advierte que esta visión de género que estamos viviendo es típica del pensamiento contemporáneo y que «quien no la incluya, dentro de tres década se va a quedar mohoso».

El poeta valenciano también se sumó a la defensa del papel de la mujer en la literatura definiéndola de una manera muy poética: «Donde hay mujeres, hay polimetría; donde hay hombres, hay hexametría». En el poema Cuestión homérica: A vueltas con la Ilíada dice: “cada ser humano es un relato, cada héroe/ es una canción”. Se trata de uno de los poemas que aparece en su última publicación Galería de rara antigüedad (Visor, 2018) galardonado con el XXVIII Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma.

El punto final a este ciclo lo puso la conversación que mantuvieron Antonio Lucas y Álvaro Pombo, de quien algunos desconocíamos su faceta de poeta. El santanderino se descubrió ante el público como un hombre lúcido y con un gran sentido del humor, capaz de reírse de sí mismo. El primer gesto lo tuvo con el micrófono: «Me he negado maleducadamente a que me lo coloquen y ahora tengo que cargar con la alcachofa».

20190406_204102(1)

Lo que dejó patente el académico de la Lengua española fue su extraordinaria memoria recitando poemas propios y ajenos; incluso se lanzó a improvisar alguno. Y demostró ante el público que para comprobar el ritmo y el sentido de cualquier texto se debe leer en voz alta («Cuando escribía artículos de opinión para El Mundo, antes de enviarlos, los leía siempre en voz alta»).

De la nueva hornada alabó el talento de los jóvenes Alejandro Simón Partal (Premio de Poesía Arcipreste de Hita con su obra La fuerza viva en 2017) y Ángelo Néstore —que subieron al escenario y se sumaron a la conversación— y reconoció su profunda devoción por poetas como el antequerano José Antonio Muñoz Rojas y su poesía del campo, cuajada de vocablos técnicos.

Sara Roma

literariacomunicacion@yahoo.es

Anuncios

2 pensamientos en “Marpoética avala la tradición clásica

  1. de amplitud nacional e internacional aunque tímidos en sus voces de vates contemporáneos la poesía llegó a sus límites abarcando así otros ámbitos de la literatura especialmente la novela.Me ha encantado y trataré de guarar en mi memoria las bellas profundas y dilatadas poesías que quiero como si fueran propias,VIVAN LOS POETAS ESPPAÑOLES!!!Patricia Rivera Armesto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: