Mamie Saloam

Mamie Saloam y otros relatos. Djunna Barnes. Traducción de Ce Santiago. La navaja suiza editores, 2020. 146 páginas. ISBN: 978-84-120089-4-4  PVP: 13 €

Recuerda Javier Marías en Vidas escritas que larguísima vida de Djuna Barnes (1892-1982) no tuvo su correlato en la literatura, a excepción de un periodo juvenil dedicado al periodismo, actividad a la que más se entregó. Aunque sea exagerada, lo cierto es que su obra cayó pronto en el olvido incluso por aquellos que la elogiaron. Sin embargo, ha sido el tiempo el que ha venido a poner orden y el que ha contribuido a la recuperación de su figura.

Marcada por la inquietante figura de su abuela, Zadel Barnes, escritora, periodista y defensora del sufragio femenino, Djuna se instaló en Nueva York en busca de una vida a la altura de sus expectativas intelectuales y sentimentales. Muy pronto, en 1913, consiguió un puesto como articulista que le reportó sus primeros lectores y aplausos, reinventando el género y poniendo en tela de juicio el periodismo sensacionalista y masculino de la época.
Se descubría una autora con un estilo excelso y una extraordinaria sensibilidad capaz de descubrir una capital que se metamorfoseaba continuamente.

Al año siguiente, All-Story Cavalier Weekly publicó su primer relato literario, «El terrible Pavo Real», historia que abre Mamie Saloam y otros relatos, publicado por Navaja suiza editores y que la crítica considera el inicio de su heterogénea carrera literaria (probó todas las disciplinas: la poesía, la novela, el drama…) que encumbrada por El almanaque de las mujeres y El bosque de la noche, que fue prologada por T. S. Elliot, quien nos previene de la belleza de sus frases, la brillantes de su ingenio y la caracterización del horror y de la fatalidad, elementos dignos de la tragedia isabelina.
«El terrible Pavo Real» retrata con sarcasmo el mundo de la comunicación y lo hace, eligiendo como protagonista una voz femenina «más grandiosa, más peligrosa que Cleopatra, treinta y nueve veces más fascinante que el brillo del sol en una gold eagle, y casi tan esquiva». Este es un ejemplo de la nueva mujer, independiente y rebelde, que se impone a lo largo de la década de los veinte. A ella le seguirá
«Mamie Saloam», bailarina del más bajo estrato social,  capaz de renunciar al amor para conseguir su sueño, gracias al sacrificio y la disciplina.
Con el tiempo, Barnes rehuyó de estos primeros cuentos que, al ser encargos de revistas y periódicos, eran considerados obras menores. Hoy su lectura es valiosa para conocer el germen de su literatura y la semilla de sus obras mayores y fundamentales. En esta era tecnológica del “like” y del retuit, cuando todo el mundo sueña con hacerse viral y alcanzar un minuto de gloria eterna, es difícil comprender su opción vital, escapando continuamente del fulgor de las fiestas y clubes literarios para buscar refugio en la soledad de su apartamento neoyorquino y en la literatura. No debió ser fácil encajar las envidias y las críticas, el hostigamiento, el acoso y el asedio de hombres y mujeres que pretendían conquistarla (Anaïs Nin, Carson McCullers, John Glassco, Putzi Hanfstaengl, etc.). Su gran amor fue la escultora Thelma Wood  con quien vivió en el París de la bohemia. Fue la única que entendió su soledad y su actitud arisca, necesarias para reescribir la realidad y no traicionar jamás sus principios, aunque fueran rechazados por muchos de sus coetáneos.

Las cuatro décadas que vivió retirada en su apartamento al oeste de Manhattan le valieron para dar rienda suelta a algunos de los relatos que recupera este volumen. Sin ser consciente, Barnes estaba poniendo en práctica el consejo que en su día le diera James Joyce, quien le aconsejó apartarse de la fantasía a fin de encontrar lo extraordinario en lo cotidiano.

Desde un aparente costumbrismo, Djunna Barnes cuestiona la ética imperante, la adulterada vida política y artística, denuncia un mundo masculino en el que cuesta abrirse paso y defiende su soledad e individualidad en su apartamento neoyorquino a la par que retrata una sociedad frívola y sofisticada. Pero también, en estas siete narraciones da voz a personajes  «veteranos», aquellos que llevan décadas desempeñando trabajos anónimos (camarero, conductor, cartero…) y se funde con estos olvidados. Nos menciona su angustia y abatimiento ante un futuro oscuro en el que es difícil tener fe.

De alguna manera, estos relatos son un testimonio de la vida que vivió, desafiando convenciones sociales y morales, como las protagonistas de sus historias que encarnan un nuevo mundo. Su estilo vibrante y dotado de ingenio para la metáfora ya se atisban en estas páginas de juventud que retratan la bohemia neoyorquina de principios del siglo XX y que vieron la luz en las revistas y periódicos de la época. Mamie Saloam y otros relatos destilan la energía y el alma de su autora.

Djuna Barnes es una figura esencial de la literatura contemporánea, porque pone voz al feminismo, la libertad sexual libre y la moralidad de su cambiante país. En este volumen que recoge los cuentos de juventud de Barnes, La navaja suiza retoma el viaje iniciado hace un año con Paprika Johnson y otros relatos (2019). Solo a través de estas historias se puede comprender la forja de un estilo que perfeccionó en su célebre El bosque de la noche.

Sara Roma,

literariacomunicacion@yahoo.es 

Un pensamiento en “Mamie Saloam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: