Entre las nubes

Lo bueno de las editoriales pequeñas e independientes -ya lo he dicho en más de una ocasión- es que han sabido hacer de la necesidad virtud: no se tienen que someter a las leyes del mercado editorial, no tienen una nómina de autores fijos y por tanto, tampoco invierten demasiado dinero en promoción. La estrategia […]