Vestida de blanco, bajando la escalera cuando el reloj da la hora

En los ojos de la gente, en cada vaivén, paso y zancada, en el fragor, en el tumulto, en los coches de caballos, ómnibus, camionetas, hombres-anuncio que giraban y arrastraban los pies, en las bandas de música, en los organillos, en el júbilo, en el tintineo y el extraño canto agudo de algún aeroplano que […]